Buscar centros médicos

Córnea y Enfermedades Externas en Francia

Hospitales, clínicas y centros médicos en Francia que realizan Córnea y Enfermedades Externas.

No se encontraron resultados para Córnea y Enfermedades Externas en Francia

Usted puede probar estas opciones:

Acerca de Córnea y Enfermedades Externas

Esta información tiene como único fin servir de descripción general y no debe considerarse como consejo médico por parte de Health-Tourism.com. Cualquier decisión sobre los tratamientos médicos, asistencia o recuperación se debe hacer únicamente tras una consulta adecuada y el asesoramiento de un médico cualificado.

La córnea y las enfermedades externas
Las enfermedades corneales y externas afectan a la córnea, la cámara anterior del ojo, los párpados, la conjuntiva, el cristalino y el iris e incluyen cataratas, infecciones, anomalías y alergias corneales, errores refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo), conjuntivitis (conjuntivitis aguda), trastorno lagrimal, ojo seco, endoftalmitis, queratocono, distrofia de Fuchs, pterigión...

¿Qué es la córnea?
La córnea es la capa más exterior, transparente, en forma de cúpula, que cubre la pupila y el iris en la parte frontal del ojo. El tejido de la córnea tiene cinco capas básicas: endotelio, estroma, epitelio, la membrana de Descemet y la capa de Bowman. Aunque la córnea es clara, tiene un grupo de proteínas y células altamente estructurado. Al contrario de la mayoría de los tejidos en el cuerpo, la córnea no tiene vasos sanguíneos para nutrirla o protegerla contra posibles infecciones. Más bien, la córnea obtiene sus nutrientes del humor acuoso y las lágrimas que llenan la cámara detrás de ella.

La córnea, uno de las capas defensivas del ojo, sirve para dos fines:

  • En primer lugar, junto con la película lagrimal, la esclerótica (parte blanca del ojo), el párpado y la órbita del ojo, la córnea protege de los gérmenes, la suciedad, y otros elementos peligrosos.
  • En segundo lugar, como el lente más externo del ojo, es el punto de entrada de luz en el ojo. Cuando la luz golpea la córnea, se refracta o dobla la luz entrante hacia el cristalino. Por otro lado, el cristalino reenfoca la luz sobre la retina, una capa de células fotosensibles que recubre la parte posterior del ojo.

Para ver bien, el cristalino y la córnea tienen que dirigir con precisión los rayos de luz sobre la retina. Este procedimiento refractivo se asemeja a la forma en que una cámara capta una imagen. El cristalino y la córnea del ojo funcionan como el lente de una cámara. La retina completa la imagen. Si la córnea no trabaja con la luz correctamente, la retina obtiene una imagen borrosa.

¿Qué anomalías y traumatismos afectan a la córnea?
Algunos traumas, entre los que se incluyen traumatismos cerrados, cuerpos extraños y laceraciones, pueden traer como resultado una cicatrización que nubla la córnea. Los problemas hereditarios, que incluyen las distrofias y las degeneraciones, también pueden afectar al funcionamiento de la córnea. La dolencia hereditaria más frecuente observada en jóvenes es el queratocono, una enfermedad donde la córnea asume una forma de cono. Se da con gran frecuencia en los niños con síndrome de Down así como en personas con conjuntivitis alérgica. Estos pacientes pueden usar gafas o lentes de contacto durante algún tiempo; sin embargo, ello podría derivar en astigmatismo severo y cicatrizaciones, lo cual no puede corregirse sin que se lleve a cabo un trasplante de córnea.

A veces el paciente puede verse obligado a someterse a un trasplante de córnea tras una operación de cataratas, sobre todo en los casos en los que se produce una queratopatía bullosa. La queratopatía bullosa es una enfermedad donde las células endoteliales en la parte posterior de la córnea disminuyen en número tras una operación de cataratas. Pero esto es menos común hoy en día debido a la mejora de los elementos utilizados en este tipo de intervenciones así como el desarrollo de técnicas más precisas y punteras.

¿Cómo se puede dañar la córnea?
La superficie del ojo puede verse seriamente afectada por varios problemas, entre ellos se incluyen:

  • Lesiones térmicas y químicas
  • Enfermedades patológicas como el síndrome de Stevens-Johnson y penfigoide
  • Las inflamaciones e infecciones crónicas
  • Desarrollo de tejido nuevo como tumores y pterigión (presuntamente vinculados al daño causado por el sol)
  • Problemas neurotróficos (debido al daño en los nervios sensoriales del ojo)
  • Situaciones hereditarias poco comunes como la aniridia congénita (ausencia del iris)

Estos problemas pueden provocar grandes daños en la superficie del ojo, resultando en la cicatrización y la formación de nuevos vasos sanguíneos; daños que conducen a la pérdida de visión.

Los científicos de Bascom Palmer están evaluando el potencial de las lágrimas comunes como vía para combatir y curar algunas de estas afecciones. Una comprensión completa de la correcta función de las lágrimas en el proceso de curación debe traducirse en estrategias que permitan acelerar la recuperación visual y aumentar el porcentaje de pacientes totalmente satisfechos tras una intervención quirúrgica.

Más información sobre Córnea y Enfermedades Externas

Explorar centros oftalmológicos en Francia por especialidad

Copyright © 2008 - 2018 Health-Tourism.com, Todos los derechos reservados.