Buscar centros médicos

Discectomía Ventral en Islas Canarias

Hospitales, clínicas y centros médicos en Islas Canarias, España que realizan Discectomía Ventral.
Buscar por ciudad:

No se encontraron resultados para Discectomía Ventral en Islas Canarias, España

Usted puede probar estas opciones:

Acerca de Discectomía Ventral

Esta información tiene como único fin servir de descripción general y no debe considerarse como consejo médico por parte de Health-Tourism.com. Cualquier decisión sobre los tratamientos médicos, asistencia o recuperación se debe hacer únicamente tras una consulta adecuada y el asesoramiento de un médico cualificado.

¿Qué es la discectomía ventral?

Se trata de un procedimiento utilizado para reducir la compresión nerviosa. Normalmente la operación se lleva a cabo en el cuello con el objetivo de eliminar un disco herniado. A medida que las personas envejecen, los discos espinales se deterioran pudiendo llegar a comprimir los agujeros a través de los cuales se desplazan los nervios de la columna vertebral. Cuando esto sucede el afectado puede sufrir numerosos problemas. La discectomía ventral es el último método al que se recurre, una vez que el resto de tratamientos han fallado o no cumplen con las expectativas, para tratar este tipo de dolencias.

Diagnóstico

El diagnóstico se obtiene a través de una serie de pruebas en las que el doctor comienza por palpar alrededor de la columna vertebral para determinar si hay o no sensibilidad en la zona. Posteriormente, se suele pedir al paciente que realice una serie de ejercicios. Gracias a ellos es posible dilucidar qué causa dolor en el cuello.

Por otro lado, tras esta exploración general se pueden exigir otro tipo de pruebas o estudios más avanzados como:

Mielografía (mielograma): consiste en la utilización de una forma de radiografía en tiempo real llamada fluoroscopia y una inyección de material de contraste. Sirve para evaluar el estado de la médula espinal y comprobar qué zonas sufren de compresión.

MRI (imagen por resonancia magnética): este tipo de imágenes ayudan a revelar la ubicación exacta de la hernia discal.

Tomografía computarizada (TC): toma varias radiografías de la columna vertebral ayudando a crear una imagen clara de la misma.

Rayos-X: el uso de esta herramienta puede revelar la existencia de una hernia discal; sin embargo, es más útil para descartar otras posibles causas del dolor de cuello como los tumores óseos.

Cómo se lleva a cabo la intervención

El médico hace una incisión en la parte frontal del cuello. Tras esto, él/ella procede a exponer el disco herniado y cortarlo. En la mayoría de los casos se extirpa todo el material que compone el disco. Luego, él/ella deberá proceder a ampliar los canales a través de los cuales viajan los nervios de la columna vertebral. Esto asegura que no se produzcan futuros problemas relativos a la compresión nerviosa.

La cavidad creada suele sellarse mediante un injerto óseo. Esto garantiza que las vértebras no se fusionen de forma irregular. Además, el médico puede utilizar clavos de titanio para estabilizar la columna vertebral. Para terminar con el proceso se puede colocar una placa de titanio en la columna que ayuda al proceso de curación.

Días de hospitalización : Dependiendo de la extensión de la cirugía, el afectado puede verse obligado a permanecer en el hospital bajo observación hasta un máximo de tres días. Por lo general suele recibir el alta tras este periodo y tras serle asignado un corsé ortopédico para el cuello. El corsé no debe ser retirado bajo ningún concepto y normalmente debe llevarse unas ocho semanas a no ser que el médico indique lo contrario.

Recuperación : La terapia física de rehabilitación es altamente recomendable durante este período. Ayuda a acelerar el proceso de curación. Otras terapias como la acupuntura han demostrado ser útiles después de una discectomía ventral. El paciente debe descansar lo máximo posible y consumir alimentos que promuevan la curación del cuerpo. Por otro lado, se recomienda evitar actividades intensas. Habitualmente los pacientes con este tipo de afecciones regresan sin problemas a su vida normal al cabo de un tiempo. Sin embargo, a aquellos que previamente practicaban deportes de alto contacto se les suele conminar a que no retomen dichas actividades de nuevo, ya que el riesgo de dañar el disco otra vez es demasiado alto (y muchas de las recaídas pueden llegar a ser mortales).

Riesgos : Como con cualquier cirugía, existe un alto riesgo de infección. Además, la operación podría llevar a situaciones en las que la vida del paciente corriera peligro. Dependiendo del punto afectado uno podría quedar lisiado de por vida o incluso fallecer durante el procedimiento.

Más información sobre Discectomía Ventral

Buscar por país

Copyright © 2008 - 2018 Health-Tourism.com, Todos los derechos reservados.