Buscar centros médicos

Tratamiento de Trastornos Vasculares Venosos en Marbella

Hospitales, clínicas y centros médicos en Marbella, España que tratan Trastornos Vasculares Venosos.
Buscar por ciudad:

Hospital Quirón Marbella

El Hospital Quirón Marbella se encuentra en el corazón de la Costa del Sol, lo que le aporta una dimensión internacional ya que recibe visitantes de todo el mundo. Tiene unasmagníficas vistashacia la playa, ya que se encuentra junto al puerto y sus habitaciones están orientadas al sur con vista al

Disponibilidad:

Trastornos Vasculares Venosos se trata en Hospital Quirón Marbella

Centros de cirugía vascular en Marbella (Página 1 de 1)

Acerca de Trastornos Vasculares Venosos

Esta información tiene como único fin servir de descripción general y no debe considerarse como consejo médico por parte de Health-Tourism.com. Cualquier decisión sobre los tratamientos médicos, asistencia o recuperación se debe hacer únicamente tras una consulta adecuada y el asesoramiento de un médico cualificado.

La enfermedad vascular debida a un daño en las válvulas de las venas o de una presión venosa anormal se denomina trastorno vascular venoso. Incluye insuficiencia venosa como varices y úlceras venosas o trombosis venosa profunda, etc.

¿Cuáles son los posibles tratamientos para el trastorno vascular venoso?

Las opciones de tratamiento para el trastorno vascular venoso incluyen medias de compresión, cirugía o terapia endovenosa. Las medias de compresión son la pieza clave del tratamiento de la insuficiencia venosa. A continuación se detallan otras opciones.

Escleroterapia: se inyecta una sustancia esclerosante directamente en las venas varicosas que las hace colapsar.

Terapia con láser endovenoso (EVLT, por sus siglas en inglés): utiliza ondas de radio de alta frecuencia o láser que producen calor local en la vena afectada y la destruye.

Ablación por radiofrecuencia (RFA, por sus siglas en inglés): en esta técnica se pasa un catéter especial de radiofrecuencia desde la rodilla hasta la ingle, el cual produce una lesión térmica controlada en la vena afectada provocando su encogimiento.

La intervención quirúrgica es necesaria en menos del 10% de los pacientes y es común en aquellos que padecen molestias o úlceras refractarias ante el tratamiento médico. Incluye ligadura y extirpación, bypass venoso, flebectomía o cirugía endoscópica subfascial con perforación (SEPS, por sus siglas en inglés) en la que se utilizan técnicas endoscópicas para encontrar y ligar venas perforantes. En caso de ausencia congénita de válvula funcional se realiza una valvuloplastia.

¿Cuál es la tasa de éxito de la cirugía vascular para el tratamiento de los trastornos vasculares venosos?

La SEPS tiene una tasa de recaída del 3% en los casos de úlceras con menor morbilidad que las técnicas quirúrgicas tradicionales.

La RFA tiene una tasa de recuperación muy buena. La valvuloplastia puede estar asociada con trombosis venosa profunda postoperatoria. Cuando se asocia con la ligadura de venas perforantes, tiene un buen resultado. La EVLT tiene excelentes resultados a largo plazo con bajas complicaciones asociadas.

Duración del procedimiento / cirugía : la duración depende de la técnica utilizada. La escleroterapia puede durar de 5 a 30 minutos. Las técnicas quirúrgicas llevan más tiempo: de 1 a 2 horas.

Días de hospitalización : en la mayoría de los procedimientos se requiere una hospitalización de 1 a 2 días. Las técnicas quirúrgicas pueden requerir una permanencia más prolongada.

Anestesia : anestesia local o general, dependiendo de la técnica utilizada

Riesgos : hay riesgos vinculados a las distintas técnicas. Con la escleroterapia se puede producir necrosis cutánea, reacciones alérgicas o inyección arterial. Por otro lado, en las técnicas de ablación quirúrgica pueden ocurrir lesiones nerviosas, arteriales o infecciones. Si se utiliza RFA y EVLT se pueden producir quemaduras en la piel, lesiones arteriales o lesiones térmicas.

Cuidado después del procedimiento : se requiere un control cuidadoso de los signos vitales y del estado cardiaco después de una SEPS. Además, es esencial el control periódico de la hemoglobina y los hematocritos. Es importante cuidar las heridas después de la cirugía. En el caso de las valvuloplastias, se requiere anticoagulación postoperatoria.

Más información sobre Trastornos Vasculares Venosos

Buscar por país

Copyright © 2008 - 2019 Health-Tourism.com, Todos los derechos reservados.