Buscar centros médicos

Uveitis en Turquía

Hospitales, clínicas y centros médicos en Turquía que tratan la Uveitis.

Hospital Intercontinental Hisar

El Hospital Intercontinental Hisar es uno de los mayores y más completos hospitales privados en el barrio asiático de Estambul, Turquía.

Disponibilidad:

Tratamiento de uveitis disponible en Hospital Intercontinental Hisar

Anadolu Medical Center

Trabajando en una asociación estratégica con la Johns Hopkins Medical, La Fundación Anadolu ha establecido un hospital de excelencia en Estambul con reconocimiento internacional.

Disponibilidad:

Tratamiento de uveitis disponible en Anadolu Medical Center

El Hospital Universitario Koc

El Hospital Universitario Koc comenzó sus funciones, como un hospital de investigación y capacitación, en septiembre de 2014.

Disponibilidad:

Tratamiento de uveitis disponible en El Hospital Universitario Koc

Hospital Universitario Medipol Mega

El Hospital Universitario Medipol Mega es un importante centro de referencia a nivel nacional e internacional de servicios al paciente por su moderna arquitectura, su tecnología de edificio inteligente y sus avanzados equipos médicos.

Disponibilidad:

Tratamiento de uveitis disponible en Hospital Universitario Medipol Mega

Hospital Avcilar

El Hospital Avcilar es un proveedor de servicios de salud privados en Estambul, establecido en 1998. El Hospital ha creado una oportunidad única para aquellas personas que buscan atención médica a nivel global a través de su excepcional red dentro y fuera de Turquía.

Disponibilidad:

Tratamiento de uveitis disponible en Hospital Avcilar

Medicana Group Profile

Medicana International Estambul cuenta con un área cubierta de 30,000 m2. Se compone de dos departamentos vinculados incluyendo pisos de hospitalización y ambulatorios.

Disponibilidad:

Tratamiento de uveitis disponible en Medicana Group Profile

Centros de oftalmología en Turquía (Página 1 de 1)

Acerca de Uveítis

Esta información tiene como único fin servir de descripción general y no debe considerarse como consejo médico por parte de Health-Tourism.com. Cualquier decisión sobre los tratamientos médicos, asistencia o recuperación se debe hacer únicamente tras una consulta adecuada y el asesoramiento de un médico cualificado.

Uveítis
La uveítis es una inflamación que se produce en el interior del ojo. La enfermedad afecta a las capas medias del ojo, un área también conocida como la úvea o tracto uveal. La úvea la forman la coroides (una fina membrana con muchos vasos sanguíneos), el iris (parte coloreada del ojo) y el cuerpo ciliar (la parte del ojo que los une).

La úvea es esencial porque sus muchas arterias y venas llevan sangre a las zonas del ojo que son cruciales para la visión.

¿Cuáles son los síntomas de la uveítis?

  • Irritación y enrojecimiento ocular
  • Visión borrosa
  • Dolor ocular
  • Aumento de la sensibilidad a la luz
  • Manchas flotantes ante los ojos
  • La uveítis puede crecer rápidamente, por lo que es vital que usted vaya a ver a su oculista para un examen ocular completo si desarrolla estos síntomas, especialmente si el dolor o el enrojecimiento persisten y no desaparecen rápidamente
  • Si se descuida, la uveítis puede dañar permanentemente su visión

¿Qué puede causar la uveítis?
La uveítis presenta numerosas posibles causas, entre estas se incluyen la infección por un virus, una lesión en el ojo, parásitos, hongos, enfermedades inflamatorias que afectan a otras partes del cuerpo y/o bacterias.

Existen cuatro tipos de uveítis:
  • La iritis es considerada la uveítis común. Afecta al iris y suele estar vinculada a trastornos autoinmunes como la artritis reumatoide o la sarcoidosis. La iritis puede desarrollarse de forma inesperada y puede durar semanas a pesar del tratamiento. Muy pocos casos pueden llegar a ser crónicos o a necesitar seguimiento cercano a largo plazo.
  • La ciclitis es una inflamación de la parte media del ojo y puede afectar al músculo que enfoca el cristalino. Este tipo de uveítis también puede surgir de forma repentina así como durar varios meses.
  • La retinitis afecta a la parte posterior del ojo. Puede avanzar rápidamente, lo que la hace difícil de tratar. La retinitis la puede provocar un virus como el herpes o la culebrilla así como las infecciones bacterianas tipo toxoplasmosis o sífilis.
  • La coroiditis es una inflamación de la capa ubicada bajo la retina. Condiciones como la tuberculosis son muy propensas a provocar este tipo de uveítis.

La coroiditis y retinitis pueden darse debido a una enfermedad autoinmune como el lupus o la artritis reumatoide. En muchos casos, la razón detrás de la uveítis resulta desconocida. A menudo se sospecha del estrés, ya que la hinchazón es causada por el sistema inmune del propio cuerpo.

¿Cómo se diagnostica la uveítis?
La uveítis puede dañar permanentemente su visión e incluso provocar ceguera. Por lo tanto, si usted tiene síntomas de uveítis, es vital que consulte a un especialista ocular tipo oftalmólogo de forma inmediata.

El oftalmólogo examinará al completo el estado de sus ojos. Él o ella podrían solicitarle ciertas pruebas de laboratorio como la radiografía o los análisis de sangre, ya que para lograr dar con el origen de su uveítis se deben descartar muchos escenarios.

La uveítis puede tener un factor subyacente en otras partes de su cuerpo, y el oftalmólogo puede desear consultar con su médico u a otro especialista para evaluar su estado de salud general.

¿Cómo se trata la uveítis?
Ya que la uveítis es grave, el tratamiento debe comenzar de inmediato. Para la uveítis no desencadenada por una infección, su oculista le puede recetar píldoras o gotas para los ojos con esteroides para disminuir la inflamación, así como otros fármacos para aliviar el dolor. Se le pueden recetar gotas que dilaten la pupila para detener las adherencias de la misma y los espasmos. Los antibióticos se utilizan en personas que padecen uveítis infecciosas. Para la fotosensibilidad se recomienda utilizar gafas oscuras.

Las complicaciones de la uveítis consisten en pérdida de la visión, el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos del ojo y que interfieren con la visión, el glaucoma, la aparición de líquido dentro de la retina y cataratas. El pronóstico y el tratamiento temprano por parte de un especialista de los ojos son cruciales.

¿Cuándo hay que buscar asesoramiento médico?
Llame a su médico de inmediato si usted tiene dolor ocular continuo o nota un raro cambio en su vista, especialmente si usted ha tenido problemas anteriores de uveítis. Entre más rápido se trate la uveítis más exitoso resultará el tratamiento.

Su médico le puede referir a un oftalmólogo (especialista en problemas oculares). El oftalmólogo revisará sus ojos más a fondo con luz (lámpara de hendidura) y microscopio. En algunos casos también puede solicitar exámenes adicionales para que le ayuden en el diagnóstico de la uveítis.Estos podrían incluir análisis de sangre, otras exploraciones del ojo y rayos X.

Más información sobre Uveítis

Buscar por país

Copyright © 2008 - 2019 Health-Tourism.com, Todos los derechos reservados.