Buscar centros médicos

Tratamiento de Neuroblastoma en Málaga

Hospitales y centros médicos en Málaga, España que tratan a pacientes con Neuroblastoma.
Buscar por ciudad:

Vithas Xanit Internacional

El Hospital Vithas Xanit Internacional es el hospital privado de referencia en la Costa del Sol. Está situado en Benalmádena, a unos 15 minutos en coche del aeropuerto de Málaga y a unos 20 minutos de Marbella.

Disponibilidad:

El Neuroblastoma se trata en Vithas Xanit Internacional

Enumerado oncólogo:

Dr. Emilio Alba

Director del Instituto Oncológico Xanit (XOI)

Hospital Quirón Málaga

Con más de 36 especialidades médicas, 200 médicos y cirujanos de gran renombre, Quirón Málaga es uno de los hospitales más destacados de España.

Disponibilidad:

El Neuroblastoma se trata en Hospital Quirón Málaga

Centros oncológicos en Málaga (Página 1 de 1)

Acerca de Tratamiento de Neuroblastoma

Esta información tiene como único fin servir de descripción general y no debe considerarse como consejo médico por parte de Health-Tourism.com. Cualquier decisión sobre los tratamientos médicos, asistencia o recuperación se debe hacer únicamente tras una consulta adecuada y el asesoramiento de un médico cualificado.

¿Qué es un neuroblastoma?
Es un tipo raro de cáncer que se desarrolla cuando un tumor está formado por células nerviosas especiales llamadas neuroblastos. En situaciones normales, los neuroblastos crecen a partir de células inmaduras a células maduras y funcionales. Sin embargo, en el neuroblastoma se convierten en células cancerosas.

¿Cuándo y cómo se forma el neuroblastoma?
En ocasiones, el neuroblastoma puede formarse incluso antes de que el niño nazca. Sin embargo, generalmente no se detecta hasta más adelante, cuando el tumor crece y comienza a afectar al cuerpo. La recuperación es buena cuando es diagnosticado en la infancia. Este tipo de cáncer habitualmente comienza por afectar los tejidos de las glándulas suprarrenales. Las glándulas suprarrenales son de forma triangular y son responsables de producir las hormonas que controlan la frecuencia cardíaca, la presión arterial y otras funciones importantes. El neuroblastoma también puede propagarse a otras partes del cuerpo como la piel, el hígado, los huesos y los ganglios linfáticos. El neuroblastoma es más común en bebés y niños pequeños menores de cinco años.

Los signos y síntomas
Dependiendo del lugar donde ha comenzado el cáncer y de si se ha producido o no metástasis, los signos pueden variar ampliamente. Normalmente, los síntomas son similares a los de otras enfermedades infantiles y, como tal, pueden dificultar el diagnóstico. Estos incluyen:

  • Irritabilidad
  • Fatiga
  • Pérdida del apetito
  • Fiebre

Si el tumor está en el estómago, el niño puede tener una protuberancia en el abdomen, el estómago hinchado y/o dolor abdominal.

Si el cáncer se ha diseminado a los huesos, el niño puede tener dolor en los huesos, la piel pálida, ojos negros y contusiones.

Si el cáncer está ejerciendo presión sobre la médula espinal, el niño puede presentar debilidad, incapacidad para mover ciertas partes del cuerpo y dificultades al caminar.Si el tumor está en el cuello, el niño puede presentar párpados caídos, pupilas desiguales, enrojecimiento de la piel y sudoración.

Si el tumor está en el pecho el niño puede presentar dificultades para respirar.

Diagnóstico
Ya que los síntomas son similares a los de otras enfermedades, su doctor podría solicitar algunos exámenes para confirmar el diagnóstico de neuroblastoma y descartar otras enfermedades. Estas son algunas de las pruebas que pueden solicitarse: pruebas de orina, análisis de sangre, una biopsia (una muestra de tejido se extrae y se examina bajo el microscopio) y pruebas de imágenes como la gammagrafía ósea, la tomografía computarizada, la resonancia magnética, las imágenes por ultrasonido y los rayos X. Las pruebas ayudarán al médico a determinar si el tumor está localizado, el tamaño del mismo y si se ha producido metástasis.

Tratamiento
Aunque algunos de los casos de neuroblastoma desaparecen espontáneamente sin tratamiento, la mayoría de los casos lo necesitan. Los tratamientos para el neuroblastoma incluyen:

  • Cirugía: generalmente, este es el tratamiento más eficaz y recomendado cuando el tumor no se ha diseminado a otras partes del cuerpo.
  • Quimioterapia: si para el momento en que se diagnostica el cáncer, este se ha diseminado a otras partes del cuerpo, la quimioterapia se combina con la cirugía.
  • Radioterapia: en casos avanzados, el neuroblastoma se combina con este tratamiento, quimioterapia y cirugía.

Otros tratamientos incluyen el trasplante de células madre, la terapia con retinoides, vacunas tumorales e inmunoterapia.

Riesgos : Pérdida de la función de los órganos afectados, retrasos en el crecimiento y el desarrollo del síndrome opsoclonus-mioclonus, dificultades en el aprendizaje, retrasos en el desarrollo del movimiento muscular y problemas de comportamiento y de habla

Más información sobre Neuroblastoma

Buscar por país

Copyright © 2008 - 2019 Health-Tourism.com, Todos los derechos reservados.